El Blog del Derecho de Familia

24/01/2017

Modificación de vacaciones de verano

2013-08-09-20-26-46La  modificación de medidas siempre viene dificultada por la exigencia de acreditación de los cambios, siendo un procedimiento quizás excesivamente encorsetado en una prueba que muchas veces es dificil de documentar.

En convenio de divorcio, una pareja acordó  en 2011, en cuanto a las vacaciones escolares de verano, repartir sólo el mes de agosto. Los niños tenian 6 y 3 años. El padre firmó un convenio sin asesoramiento, bastante restrictivo. Pasa el tiempo y contrae nuevas nupcias. Su nueva esposa tiene también dos hijos de edades similares y disfruta de una guarda compartida por semanas, repartiendose TODAS las vacaciones estivales de forma equilibrada. El esposo, descubre que su convenio es “leonino” y empieza su calvario por conseguir una normalidad y equilibrio en las relaciones con sus hijos.

Han sido necesarias tres modificaciones de medidas para que, por la Audiencia Provincial de Barcelona se resuelva, cinco años después del divorcio que : “Por el mero transcurso del tiempo y por el hecho sobrevenido de tener el actor nueva esposa, que tiene dos hijos con su anterior pareja sentimental, sí es deseable que los hijos del accionante y los de su actual esposa, puedan compartir vacaciones escolares de verano, siendo aconsejable la apliación del régimen de visitas paternofial, y así decidimos que comprenda los meses de julio y agosto, por quincenas ambos.”

Los menores, actualmente de 11 y 7 años, podrán finalmente ir de campamentos en julio con sus hermanastros, con los que conviven dos dias por semana, más fines de semana alternos, desde hace varios años, pero sólo 15 dias en agosto.

Juez de Familia: ¿Era tan dificil pensar en el bienestar de los menores desde un principio? ¿Dónde estaba el problema para repartir el verano?.

ST APBarcelona , Sección 12, nº 948/2016, de 22 de diciembre de 2016.

02/11/2015

Cómo determinar que día corresponde cambio de periodo vacacional?

Filed under: custodia,derecho familia — Assumpció Martinez Rogés @ 12:39 pm
Tags: ,

2013-01-19 14.42.24

Se acercan vacaciones de Navidad. Actualmente la mayoría de abogados solicitamos que se fije fecha y hora para el intercambio de periodos pero, ¿qué hacemos cuando la sentencia o convenio dice sólo Vacaciones por mitad?
Primero hay que tener en cuenta que el periodo vacacional es siempre el periodo de vacaciones del menor, por tanto, estamos a cuanto resulte del calendario escolar de cada uno de nuestros hijos.El cómputo de días se inicia con el último día de clase y finaliza el primer día del nuevo periodo escolar. En los supuestos en los que el no custodio recoja a los menores habitualmente el sábado (y no el viernes al salir de clase) o los reintegre el domingo (y no el lunes a la entrada al colegio) el cómputo se iniciará al día siguiente del ultimo día de clase o finalizará el día antes de volver al colegio, o ambas cosas. A partir de ahí, tocará contar.
Y a que hora?? pues volvemos a los mismo. Si no hay una hora concreta, deberemos equiparar a la hora en que se efectúa el intercambio en los fines de semana.
¿Y si nos ponemos de acuerdo podemos cambiarlo? Por supuesto!! Lo ideal seria que existieran acuerdos en todos los aspectos de forma que las estancias de los menores con cada progenitor no fueran objeto de controversias, problemas o limitaciones. Si existe alguna desconfianza, lo mejor es que los acuerdos puntuales se documenten de algún modo, aunque sea a través de correos electrónicos o mensajes. Si los cambios van a suponer una nueva formulación de las relaciones paternofiliales, siempre seria mejor documentarlos en forma de modificación consensuada y llevarlos al Juzgado para su ratificación.

02/08/2010

¿Quien puede recoger a los menores?

Filed under: alternancia fin de semana,fills menors,hijos — Assumpció Martinez Rogés @ 12:02 pm
Tags: , , ,

Dos de agosto. Ayer y anteayer han sido días habituales de “intercambio” veraniego: Progenitores que se despiden de sus hijos por unos días y progenitores que reciben a sus hijos por esos días. Al darse en fin de semana, seguramente ha facilitado muchas cosas, pero, ¿Que ocurre si, a la hora de la recogida, el progenitor no puede hacerlo personalmente? Nadie dudará que la entrega de los menores la puede realizar el progenitor con el que se hallen, o cualquier otra persona. El progenitor “receptor” no pondrá ningún impedimento ya que lo que quiere (normalmente) es tener la compañía de sus hijos. Recogerá a sus hijos y ya está. Los problemas llegan cuando el progenitor que tiene consigo a los menores, se niega a entregarlos si no es  personalmente al otro cónyuge.

Entiendo que si no existe una resolución expresa en ese sentido, igual que podemos servirnos de un canguro para recoger a los niños en el cole, cualquier otra persona puede recoger a los menores en el intercambio en vacaciones o en fines de semana, siempre que lo hayamos comunicado así al otro progenitor. El progenitor que tiene que recoger a los menores puede delegar en otra persona la recogida y el progenitor que tiene que entregarlos NO PUEDE NEGARSE A ESA ENTREGA siempre y cuando se le haya informado de ello. Sólo un motivo real de peligro para el menor podría dar pie a la negativa de entrega a persona distinta del progenitor.

La negativa a entregar a los menores entiendo que podría ser objeto de denuncia, ya que se está obstaculizando la relación de los menores con aquel progenitor.

10/05/2010

Repartir las vacaciones de verano: divergencias?

Filed under: hijos,Uncategorized — Assumpció Martinez Rogés @ 8:30 am
Tags: , ,

Se acercan las vacaciones de verano y empiezan a surgir de nuevo las dudas de siempre: cómo se reparten, cuando se hace el cambio, elegir actividades en vacaciones, el pago de alimentos…

Muchos convenios o sentencias son claros en sus términos, y reflejan exactamente la forma de hacer la elección de periodos o las fechas de los intercambios mientras que otros son muy generales y por ello llevan a divergencias entre los progenitores que pueden dañar mucho su deteriorada relación, y que siempre acaban perjudicando a los menores.

Las vacaciones estivales son vacaciones según el calendario escolar del centro al que acuden los niños. NO SON LAS VACACIONES LABORALES DE LOS PADRES. NO SE LIMITAN A JULIO Y/O AGOSTO.

Cuando se refiere que las vacaciones se dividirán por mitades, pues es algo tan simple como coger el calendario y repartir el periodo en dos empezando el cómputo el día que se acaba el colegio y finalizando el día de inicio del curso escolar.Quien tenga el primer periodo, pues, recogerá a los menores en el colegio el último día de clase y aquel al que le corresponda el último periodo, los reintegrará al colegio el día de inicio de curso. Y el intercambio entre los dos periodos debe hacerse bajo los máximos parámetros del sentido común: No vamos a contar por horas pasadas con los niños y que resulte que el intercambio se hará a las 4 de la madrugada, por ejemplo. Según calendario escolar de Catalunya, este año las vacaciones estivales son de 76 días. Bien, pues el intercambio debería hacerse el día 38, lo que  resultaría en que el intercambio se llevará a término el día 31 de julio, debiendo escogerse una hora ADECUADA PARA LOS MENORES.

Cuando se establece que el intercambio sea por quincenas, pues computaremos igual desde el último día de escuela, de quince en quince.

Es prudente que , el que deba escoger periodo vacacional, comunique su elección al otro con la máxima antelación posible, lo que nos lleva a aconsejar que la elección se realice y se comunique durante el mes de mayo.

Durante el periodo vacacional en que los menores están con el progenitor con el que no conviven habitualmente, éste está igualmente obligado a satisfacer la pensión de alimentos, ya que, la misma es de 12 mensualidades, independientemente de que esos días de vacaciones el pagador esté “pagando la alimentación” porque están en su compañía.

En cuanto a las actividades que realicen los menores en el tiempo de vacaciones, esa es una cuestión que va a decidir el progenitor con el que se encuentren, y que no debe crear una intromisión en los días que no le corresponden. Me refiero a que uno no puede escoger unos campamentos que alcancen a días suyos, pero también a días del otro progenitor (siempre exceptuando que están ambos de acuerdo). En muchas ocasiones se da la circunstancia de que estas actividades se desarrollen por semanas o quincenas naturales, de forma que pueden quedar a caballo entre dos periodos de vacaciones con distinto progenitor. Por el bien de los menores, los padres deberían ser capaces de solucionar estas cuestiones de forma que no afecte a los niños, permitiéndoles que se relacionen adecuadamente con otros niños de su edad.

Evidentemente, salvo pactos o otros acuerdos establecidos en sentencia o convenio, las actividades que hagan los menores en el periodo vacacional que les corresponde con cada uno de sus progenitores, van a cargo del progenitor con el que se encuentren, sin que el otro pueda inmiscuirse en estas decisiones o elección, exceptuando el supuesto en que las actividades sean impropias de la edad del menor o notoriamente perjudiciales o peligrosas, claro está.

Se acercan las vacaciones: pensemos en el bienestar de los menores y seamos capaces de gestionar el reparto vacacional en favor de ellos.

31/03/2010

Y de nuevo vacaciones…

De  nuevo un periodo vacacional que en divorcios conflictivos no hace más que agravar las diferencias entre ambos progenitores.

¿Cómo contar la mitad de las vacaciones? ¿Cuando puedo recoger a los niños? ¿Cuando hay que devolverlos al domicilio habitual?¿Cuanto tiempo de preaviso en la elección de periodo vacacional?¿Puedo salir de viaje al extranjero con ellos si no tengo la custodia habitual? ¿A quien le toca el primer fin de semana tras las vacaciones?

Estas y otras parecidas son la preguntas que se plantean ambos progenitores cuando lleva un periodo de vacaciones. Existen respuestas generales para ello aunque cada sentencia, convenio o auto de medidas pueden determinar una forma de hacer. Si no lo establece con exactitud deberían ser capaces de pensar en justicia, de actuar en la forma en que los menores van a salir más beneficiados, dejando a un lado las diferencias personales entre ambos progenitores, los rencores, rabias y demás relacionados con la rotura como pareja en si misma, y cada uno pensando empáticamente en cual sería la forma en que desearía que “el otro” actuara para con nosotros.

Con menores por medio, debe primar su interés y por tanto, el máximo entendimiento entre ambos adultos. Que por ello somos los adultos!!

Felices vacaciones a todos, con o sin niños.

Lunes 5 abril, como ya es habitual, EL POST DE LA SEMANA.

29/03/2010

Menores, cinturon de seguridad y Ley de Protección del Menor.

Acercándose fechas en las que muchas familias realizarán desplazamientos en coche es interesante tener en cuenta que a los padres que no vigilen que sus hijos lleven el cinturón de seguridad o estén correctamente en los medios de retención infantil adecuados, se les aplicará la Ley de Protección del Menor. Esto es así porque, en las conclusiones alcanzadas en las Reuniones de Fiscales celebradas recientemente en Santiago de Compostela, se ha acordado, entre otras, que la Fiscalía actuará contra conductores en casos de accidentes con lesiones o fallecimiento de un menor por no llevar el cinturón de seguridad o el elemento de retención pertinente , ante la posibilidad de que se trate de un delito de homicidio o lesiones imprudente. Igualmente, cuando se trate de personas unidas al menor por vínculos parentales y tuitivos que generan obligaciones específicas de velar por el menor, los incumplimientos detectados por el fiscal de seguridad vial serán remitidos Fiscalía de Sala Coordinadora de Menores a efectos de la aplicación de la Ley Orgánica de protección jurídica del menor.

05/01/2010

A quien le toca el primer fin de semana después de vacaciones?

Filed under: Uncategorized — Assumpció Martinez Rogés @ 11:18 am
Tags: , ,
Nada hay escrito al respecto, los pactos entre ambos progenitores son lo más válido, por supuesto, pero, como no siempre hay entendimiento y como no todo se ha previsto en un convenio y mucho menos en una sentencia, tras el periodo vacacional llega de nuevo la duda. ¿A quien le corresponde empezar con la alternancia de fines de semana después de las vacaciones de Navidad?

Lo que se acerca más al sentido común, y lo que yo diría que se lleva a cabo mayoritariamente es que, el primer fin de semana tras un periodo vacacional le va a corresponder estar y disfrutar de la compañía de los hijos a aquel de los progentores que no ha estado con ellos en el último periodo de las vacaciones, es decir, aquel que lleva más días sin tener consigo a los menores. Da lo mismo con quien estuvieran los menores en el último fin de semana anterior a las vacaciones. Es como iniciar una nueva rueda de alternancia. Por lo tanto, el próximo fin de semana, 9 y 10 de enero, los niños estarán con aquel de los progenitores que los tuvo consigo la primera mitad de las vacaciones de Navidad.

Para el caso de que algunos colegios han escogido el dia 8 como festivo de libre disposición del centro, este día festivo escolar (que no entra en vacaciones de Navidad) se acumula al fin de semana al que se encuentra próximo, por lo que, para aquellos casos, el fin de semana será de tres días.

En todo caso, las entregas y recogidas de los menores se realizarán , en la medida de ,lo posible, del modo habitual. Para el caso de que los menores tengan ese dia de libre disposición, y habitualmente los menores se reintegren directamente al centro escolar ,sería aconsejable un pacto entre los progenitores para dicho cambio. A falta del mismo, entiendo que el progenitor que los tenga que recoger, deberá hacerlo aproximadamente a la hora en que los menores suelen llegar al colegio. Si por algún motivo no puede hacerlo, ello no debe comportar una “rebaja” de tiempo de estancia con los menores del otro progenitor que se aplique al siguiente fin de semana o periodo vacacional.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.