El Blog del Derecho de Familia

09/05/2011

Deberes y facultades de los padres en la patria potestad


Siguiendo con los apuntes relativos a la patria potestad, vamos a enumerar los derechos y facultades que tiene los progenitores sobre los hijos. Veremos que algunos de ellos sobre todo deberes, persisten sobre el progenitor que ha sido privado de la patria potestad y ello porque se entienden que son deberes inherentes a la filiación en si misma.
Así pues, la vertiente de deberes y facultades de la patria potestad desde la posición de progenitor son:

1- Velar por los hijos. Este deber incumbe a todo progenitor, custodio, no custodio e incluso a los que han sido privados o excluidos de la patria potestad.
2- Tenerlos en su compañía. En caso de separación , divorcio, cuando se atribuye la guarda a uno, el otro progenitor tiene derecho a relacionarse con el menor mediante un régimen de relaciones personales acordado al efecto.
3-Alimentarlos. Incluso los progenitores privados o excluidos de la patria potestad tienen este deber.
4- Educarlos y procurarles una formación integral para el pleno desarrollo de la personalidad del menor.
5- Representarlos y administrar sus bienes. Aquí, en determinados supuestos , se darán excepciones, por ejemplo, por razones de madurez del menor o porque la ley le permita actuar por si sólo.

03/05/2011

Deberes de los hijos sujetos a patria potestad

Filed under: fills menors,hijos,patria potestat — Assumpció Martinez Rogés @ 9:30 am
Tags: , ,

La otra vertiente de la patria potestad es la relativa a los hijos ya que la patria potestad tiene dos grupos de sujetos: los progenitores y los hijos.
Según el art. 155 del Código Civil los hijos deben obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad y respetarles siempre, así como contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella. Así, los deberes de los menores sujetos a patria potestad son:

1- Obedecer, pero teniendo presente el interés del menor y el respeto a su personalidad.
2- Respetar a sus padres siempre, incluso más allá del sometimiento o no a patria potestad, y
3- contribuir equitativamente al levantamiento de las cargas de la familia. Ello supone que los padres pueden destinar los frutos y rentas del menor que viva con ellos, en la parte que corresponda, al levantamiento de las cargas familiares.

Parecen pocos, pero realmente el contenido en si es extremadamente amplio.

28/03/2011

Patria Potestad… El concepto.

Filed under: Uncategorized — Assumpció Martinez Rogés @ 9:01 am
Tags:

Gran concepto jurídico, lleno de dudas, fuente de confusiones… Voy a intentar darle una visión lo más clara y práctica posible…
Es un conjunto de facultades que se confieren por via legal, para el cumplimiento de unos deberes. (Clarísima definición ¿?) Padres e hijos tienen juridicamente una relación que les viene determinada por la via legal por el simple hecho de la filiación. Siempre los progenitores están obligados a velar por los hijos menores y a prestarles alimentos y tienen derecho a relacionarse con ellos… aunque no ejerzan la patria potestad.

De este primer punto debe extraerse con meridiana claridad que, con o sin atribución de patria potestad, los progenitores tienen deber de velar, deber de alimentos y derecho a relacionarse con el menor.
Sólo por la filiación se inician directamente unas obligaciones y derechos que comportan a priori una patria potestad compartida. Sólo una resolución judicial al respecto podrà modificar esta “adjudicación”. Pero la privación o exclusión de la patria potestad NO desvincula al progenitor de sus obligaciones para con los hijos, de forma que se mantiene la obligación de alimentos y el derecho a relacionarse con los menores.

La Patria potestad es personalísma, viene dada como consecuencia de la filiación. Es irrenunciable, ya que es una cuestión de orden público y su renúncia provocaría perjuicio a tercero. Es intransmisible aunque pueden delegarse determinadas funciones a terceros, delegación que es absolutamente revocable. Es general, ya que comprende cualesquiera intereses de los hijco y confiere amplias facultades de administración y representación. Y es Temporal ya que se extingue cuando los sometidos a ella alcanzan plena capacidad.

07/11/2010

Cambio de custodia materna a custodia paterna

Hace pocos días se dictó por un Jdo de Violencia sobre la Mujer una sentencia en procedimiento de Modificación de Medidas que pone fin (pendiente aun de ser apelada) al largo periplo de un padre para la protección de su hija menor. Un pequeño resumen, a la espera de poder incorporar la sentencia en su integridad, debidamente anónima en cuanto a las partes.

Tras la ruptura de la relación, la menor queda de facto bajo la custodia de la madre.Tras demanda de medidas paternofiliaes, se confirma dicha guarda estableciendose un régimen de visitas para el padre, a pesar de que entre ellos ya se habían dado conflictos en el ejercicio de la Patria potestad, básicamente en cuestión de escolarización. La madre no tenía para nada en cuenta la padre en la elección de centro educativo, dejando incluso a la menor meses sin escolarizar, y habiendo provocado que se le “invitase” a cambiar de centro hasta en dos ocasiones por las reiteradas faltas de puntualidad ( de entre 1h o hora y media) cuando la menor estaba con la madre. Por Incidente de divergencias en el ejercicio de la patria potestad el Jdo, otorga al padre la potestad de elección del centro educativo de la menor, eligiendo uno muy cercano al domicilio materno. pero como a la madre no le parece bien, matricula a la niña en otro centro y resulta que, cuando el padre la entrega tras su fin de semana en el colegio, al cabo de una hora la madre la saca del mismo para llevarla a otro, de su elección y muy apartado del domicilio, desoyendo lo acordado por el Juzgado de familia correspondiente.

Tras un iter lleno de procedimientos paralelos de ejecución de sentencia, incluyendo falsas denuncias de Violència, una modificación de medidas llega al Juzgado de Violencia sobre la Mujer y, 10 meses más tarde, se obtiene esta sentencia: Cambio de custodia en favor del padre por la negligencia de la madre en su función materna, pues, si bien en un aspecto general atiende correctamente a la menor, las interferencias sufridas por la menor en su escolarización provocadas por la madre, y los indicios de que la figura paterna pueda empezar a ser alienada,hacen que por el SATAF se considere que la madre vulnera la estabilidad emocional de la menor, poniendo en peligro el correcto desarrollo psicoafectivo y la consolidación de la relación paternofilial en un futuro más o menos próximo. La madre ejerce una influencia negativa en la hija predisponiéndola en contra del otro progenitor y del entorno familiar paterno.

Dice la sentencia: “En resumen, puede decirse en términos generales que la Sra. A se ocupa de la menor de forma muy adecuada en cuestiones de índole general […] Ahora bien, en una prespectiva de futuro próximo y medio es evidente que el grado de dificultad escolar que se incrementará con el tiempo[…] pero el riesgo de exclusión de la figura paterna y su entorno sigue estando muy presente y los comportamientos rígidos e intolerantres de la Sra.A. si no han influido hasta la fecha en el rendimiento (académico) seguro que tarde o temprano pasarán su factura a la menor y en todo caso la reiteración de dichos comportamientos con otros aspectos o situaciones abocarán casi con toda seguridad dentro de unos pocos años a la menor a un grave problema relacional parental. Así las cosas lo que parece claro es que la Sra.A. no puede ofrecer con vistas a un futuro próximo un espacio que garantice la integridad y desarrollo de la menor en aspectos relacionales básicos (educación pacífica y continuada así como relación y referente paternal) por lo que se hace necesario un cambio de guarda y custodia que será ejercida en un futuro por el Sr.L.

He querido incorporar esta sentencia, como muestra de que la custodia no da poder alguno de un progenitor sobre otro, que las decisiones de patria potestad deben ser tomada entre ambos, y si no hay acuerdo, acudir al Juez y acatar su decisión, y sobre todo y por encima de otras cuestiones cualesquiera, pensar en el bienestar y futuro de los menores.

11/10/2010

Custody no equivale a nuestra Custodia: de nuevo sobre el cambio de domicilio.

Esta semana aparecía en Editorial Aranzadi una noticia con este titular: TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UE CONSIDERA LEGAL TRASLADAR DE PAIS A UN NIÑO SIN TENER SU CUSTODIA  (ver noticia en este enlace http://bit.ly/d5CGAY).

Un titular, incluso la propia noticia, pueden dar lugar a interpretaciones erróneas. Y ello es así porque la traducción literal de custody por custodia, que sería correcta, no lo es en el contenido jurídico del término.  Como ya he mencionado muchas veces, no es lo mismo custodia, que patria potestad  ya que en nuestro ordenamiento las capacidades, potestades o derechos que nos da una y otra son distintos. Y precisamente la custodia, que para nosotros es únicamente el hacerse cargo y cuidar del menor cuando se encuentra en la compañía de uno de los progenitores , y por tanto, sería la que da menos poder de decisión sobre el menor, no equivale a la custody, sino que el término custody tiene un contenido que equivale a nuestra Patria Potestad.

Lo que viene a decirnos, pues, esta sentencia, que la legalidad de trasladar de país unilateralmente por uno de los progenitores a un menor dentro de la UE , vendrá dada por lo que se establezca en tal sentido por el derecho nacional aplicable.

Y nos refiere que será ilícito el desplazamiento que se produzca tras el establecimiento de la residencia habitual del niño  a través de acuerdo entre los padres que cuente con reconocimeinto jurídico. Ello nos lleva de nuevo a lo que ya he mencionado con anterioridasd en otros posts relacionados con el cambio de domicilio,  cuando en convenio o sentencia se establece, por ejemplo, la atribución de uso de vivienda a progenitor con el menor, se está determinando el domicilio del menor y, por tanto, NO PUEDE SER MODIFICADO UNILATERALMENTE.

26/07/2010

¿Decálogo para el buen cumplimiento del régimen de guarda y custodia?

 

Una reciente sentencia de Gijón, además de establecer las medidas que estima procedentes en relación a los menores y a los bienes de la pareja, entra en detallar, en definir, conceptos habituales del derecho de Familia y que muchas veces, por obvios, pasan por alto en cuanto a su alcance e importancia, y que he venido comentando en este Blog.

De entrada viene a definir la figura de la guarda y custodia como “el derecho-deber de un progenitor de tener consigo al hijo, cuidarlo mientras está con él y adoptar las medidas básicas del día a día sobre alimentación, higiene, ocio, etc.”. Como ya he referido en anteriores ocasiones, el Magistrado añade que el progenitor que tenga consigo a su hijo, ya sea por visitas o período vacacional, se ha de entender que lo tiene bajo su guarda y custodia.

Pero lo más destacable de la sentencia está en que, estableciendo un régimen compartido por periodos de 6 días, añade un DECALOGO de “comportamiento” para los progenitores:

“… Para el buen cumplimiento de este régimen de guarda y custodia establecido en interés del menor; se aconseja a los progenitores el cumplimiento del siguiente decálogo:

1. Nunca desacredite a su ex-cónyuge delante de sus hijos, ya que ellos se sienten “parte de su mamá” y “parte de su papá”, con lo que la crítica puede dañar su autoestima.
2. No utilice a sus hijos como mensajeros entre usted y su ex-cónyuge. Cuanto menos se sientan ellos parte de la pelea entre sus padres, mejor entenderán la situación.
3. Tranquilice a sus hijos haciéndoles entender que ellos no tuvieron ninguna responsabilidad en la separación. Muchos de ellos asumen como propias las causas de la ruptura.
4. Anime a sus hijos a que vean con frecuencia a su ex-cónyuge. Haga todo lo posible por estimular las visitas.
5. En cada paso de su divorcio o separación, recuérdese a si mismo que sus propios intereses no son los de sus hijos, por los que no debe incluirlos en ninguna negociación.
6. Sus hijos pueden ser estimulados a actuar como su “corresponsal” en la casa de su ex-cónyuge. Trate de no pedirles que le cuenten nada que no sea del interés de ellos. Deje a sus niños ser niños.
7. Si usted siente que no puede asumir el trance de la separación con calma y responsabilidad, pida asesoramiento terapéutico urgente. Sus problemas pueden trasladarse a sus hijos, complicándoles aún más el poder enfrentar con éxito la situación.
8. Cumpla con sus obligaciones económicas, “alimentos” de su hijo, en forma mensual y sin interrupciones. Sepa que de no hacerlo, el perjudicado será su hijo, que además de tener que enfrentar una situación familiar compleja, deberá soportar faltas materiales, lo cual puede tener un efecto permanente por el resto de su vida.
9. Si usted es un padre/ madre responsable, y no está recibiendo los “alimentos” por parte del que tiene obligación, no traslade su enojo a sus hijos. Esto alimenta en ellos el sentimiento de abandono, y los pone en situaciones muy difíciles.
10. Dentro de lo posible, no efectúe demasiados cambios en la vida de sus hijos. Si además de soportar la separación deben cambiar de residencia y de escuela, tardarán mucho más en superar el trauma del divorcio de sus padres. …”

21/06/2010

El problema de las comunicaciones de los menores con el progenitor no presente

Tenemos sentencias que ya recogen de forma expresa que deberá promoverse por el progenitor custodio, la comunicación con el otro progenitor. No suelen decir mucho más. Que deberá facilitar la comunicación telefónica de los hijos con el otro progenitor. Y, a pesar de que ello sea algo que se nos aparece como normal, o sensato, o correcto, es otra fuente de conflictos. Porque, como en todo, siempre existen casos en que el progenitor que tiene consigo a los menores (ya sea por custodia habitual, como en régimen vacacional o de fin de semana) IMPIDE SISTEMATICAMENTE que los menores se comuniquen con el otro progenitor.

En uno de  mis primeros expedientes de familia, la madre (progenitor custodio), durante mes y medio en verano, no podia comunicarse con sus hijos, ni tan solo sabía donde estaban. Cada vez que estaban con el padre, perdia toda comunicación y, coincidiendo algún cumpleaños en las vacaciones de verano, ni siquiera podía felicitar a sus hijos. Cuando los niños fueron algo mayores, les compró una tarjeta para que pudieran llamar desde una cabina, tarjeta que nunca pudieron utilizar. No llegaron los móviles a tiempo para estos niños, pero seguro que habrían sido inútiles.

Otros supuestos son aquellos en que el progenitor custodio bloquea constantemente el contacto telefónico del otro progenitor con los hijos, bien no contestando al teléfono al reconocer el número, bien diciendo que ya duermen, etc.. las excusas son variopintas.

El progenitor no presente tiene derecho a comunicarse con sus hijos de forma fluida via telefónica y hoy por hoy, entiendo que la via telemática (correo electrónico, red social, webcam…) puedan entrar dentro del mismo saco ya que son medios de comunicación, en definitiva. Pero no debemos olvidar que la comunicación es un derecho bidireccional aqui, es decir, que los menores tienen derecho a comunicarse con ambos progenitores.

Impedir estas comunicaciones conculca los derechos del otro progenitor, de forma que estaríamos ante supuestos de impedir el ejercicio de la patria potestad y, como siempre, si no hay forma de hallar un acuerdo (quizás aquí sería muy pràctica una mediación) podremos acudir a la via judicial de la acción de patria potestad. La problemática está en la prueba de los hechos. Porque es una “probatio diabólica”, probar algo que no existe: las comunicaciones, ya que, si no nos cogen el teléfono, no podemos probar que ha existido la llamada ( salvo mejor criterio ya que no soy técnica en telecomunicaciones) y que no ha sido atendida. Quizás un volcado de numero llamado desde un móvil podria ser un sistema, pero tampoco lo veo demasiado claro. Y la otra parte puede simplemente decir que “no llama nunca” y ya está. ¿A quien creemos? O mejor, ¿a quien va  a creer el juez sin prueba alguna?.

Un consejo para aquellos que empiezan ahora su camino de separaciones, divorcios y custodias: provocar que en la sentencia que se dicte se establezca de forma expresa el tema de las comunicaciones con el progenitor no presente. Evitaremos de entrada, una divergencia, y con ello, un punto de fricción.

En todo caso, creo que siempre, en un asunto de familia, antes de tomar una decisión, sería conveniente ponernos en la piel del otro progenitor y pensar cómo nos gustaría que el otro actuase hacia nosotros si se cambiaran los papeles. Este pequeño gesto de reflexión ayudaría a resolver muchas fricciones inútiles y sin sentido.

26/04/2010

A vueltas con la patria potestad: fotos y redes sociales

Puede uno de los padres colgar fotos de los hijos menores en Internet (redes sociales) sin consentimiento del otro?
¿Sería necesario autorización de ambos progenitores para ello?
La respuesta no puede ser sino otra que negativa a la primera cuestión y afirmativa a la segunda.
 
Se precisa la autorización de ambos progenitores para que las fotografías de los hijos menores tengan acceso a la red, y ello es así porque esta cuestión se halla encuadrada completamente dentro de la esfera de la patria potestad, y mientras esta sea compartida (que es lo habitual), debe contarse con la aprobación y consentimiento de ambos para su publicación.
 
Por otra parte, el hecho de difundir unas fotografías a través de una red social podría entrar en la esfera de vulneración del  derecho a la intimidad del menor, portegido y preservado por el art. 18 de la Constitución, y por tanto, concebido como derecho fundamental , derecho de caracter personalísimo cuya titularidad la ostentan expresamente los menores de edad. En tal sentido lo dispone además la Ley de Protección Jurídica del menor cuando nos dice que “Los menores tienen derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen” , derecho que podríamos definir como los hechos relativos a la vida privada de una persona o familia que afecten a su reputación y buen nombre.
Este es un derecho de carácter disponible por lo que no existirá intromisión ilegítima por el consentimiento expreso de su titular, reconociendo como titulares del derecho a la intimidad a los menores de edad, quienes podrán prestarlo por sí mismos,  si sus condiciones de madurez lo permiten, de acuerdo con la legislación civil. En los restantes casos, el consentimiento habrá de otorgarse mediante escrito por su representante legal.
 
Por todo ello, no podemos más que entender que para publicar fotografías de menores resulta imprescindible contar con la autorización ambos progenitores y, si no se hubiera solicitado, deberá hacerse.  Si no se obtiene el consentimiento de AMBOS debe procederse a la retirada de las fotografías de la red y en su caso, si uno de ellos desea publicarlas, deberá plantear la cuestión ante el Juzgado en un procedimiento de discrepancia en el ejercicio de la patria potestad. Es decir, a falta de acuerdo debería obtenerse autorización judicial.
 
Entiendo que esta és una custión que no se suele tener presente y, sin darse cuenta, bien los propios padres, bien familiares o amigos, están colgando en la red a través de las páginas sociales tipo Facebook, fotografías de eventos en los que aparecen los menores. Por lo tanto, tanto unos como otros, deben ser especialmente cuidadosos con ello, cuando deciden compartir por ejemplo, las fotos de los eventos familiares.

05/04/2010

Cuando un colegio se ve involucrado en un divorcio…

 Pues si, los colegios y otros centros educativos se ven involucrados en los divorcios en tanto que deben modificar sus formas de hacer hasta hace poco “habituales” por formas más cercanas a la realidad y como no, a la legalidad. Ambos progenitores tiene el mismo derecho a ser informados de todo aquello que tiene que ver con sus hijos en el ámbito educativo, como en el sanitario. Son cuestiones ambas que conforman la patria potestad de forma que, el hecho habitual de informar a la familia de forma unitaria ahora debe modificarse en el sentido que, habiendo sido advertido el centro de que existe un divorcio o separación, o  lo que sea, es decir, que cuando los progenitores lo indiquen así, el colegio deberá ofrecer la información que se produzca a AMBOS PROGENITORES .

Del mismo modo, entiendo que para matricular a un menor en un centro, deberá solicitarse por el centro en cuestión la autorización de AMBOS PROGENITORES de forma expresa.

En todo caso aquí va una reseña de sentencia . http://bit.ly/afk9fL

29/03/2010

Menores, cinturon de seguridad y Ley de Protección del Menor.

Acercándose fechas en las que muchas familias realizarán desplazamientos en coche es interesante tener en cuenta que a los padres que no vigilen que sus hijos lleven el cinturón de seguridad o estén correctamente en los medios de retención infantil adecuados, se les aplicará la Ley de Protección del Menor. Esto es así porque, en las conclusiones alcanzadas en las Reuniones de Fiscales celebradas recientemente en Santiago de Compostela, se ha acordado, entre otras, que la Fiscalía actuará contra conductores en casos de accidentes con lesiones o fallecimiento de un menor por no llevar el cinturón de seguridad o el elemento de retención pertinente , ante la posibilidad de que se trate de un delito de homicidio o lesiones imprudente. Igualmente, cuando se trate de personas unidas al menor por vínculos parentales y tuitivos que generan obligaciones específicas de velar por el menor, los incumplimientos detectados por el fiscal de seguridad vial serán remitidos Fiscalía de Sala Coordinadora de Menores a efectos de la aplicación de la Ley Orgánica de protección jurídica del menor.

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.