El Blog del Derecho de Familia

05/04/2010

Cuando un colegio se ve involucrado en un divorcio…

 Pues si, los colegios y otros centros educativos se ven involucrados en los divorcios en tanto que deben modificar sus formas de hacer hasta hace poco “habituales” por formas más cercanas a la realidad y como no, a la legalidad. Ambos progenitores tiene el mismo derecho a ser informados de todo aquello que tiene que ver con sus hijos en el ámbito educativo, como en el sanitario. Son cuestiones ambas que conforman la patria potestad de forma que, el hecho habitual de informar a la familia de forma unitaria ahora debe modificarse en el sentido que, habiendo sido advertido el centro de que existe un divorcio o separación, o  lo que sea, es decir, que cuando los progenitores lo indiquen así, el colegio deberá ofrecer la información que se produzca a AMBOS PROGENITORES .

Del mismo modo, entiendo que para matricular a un menor en un centro, deberá solicitarse por el centro en cuestión la autorización de AMBOS PROGENITORES de forma expresa.

En todo caso aquí va una reseña de sentencia . http://bit.ly/afk9fL

Anuncios

29/03/2010

Menores, cinturon de seguridad y Ley de Protección del Menor.

Acercándose fechas en las que muchas familias realizarán desplazamientos en coche es interesante tener en cuenta que a los padres que no vigilen que sus hijos lleven el cinturón de seguridad o estén correctamente en los medios de retención infantil adecuados, se les aplicará la Ley de Protección del Menor. Esto es así porque, en las conclusiones alcanzadas en las Reuniones de Fiscales celebradas recientemente en Santiago de Compostela, se ha acordado, entre otras, que la Fiscalía actuará contra conductores en casos de accidentes con lesiones o fallecimiento de un menor por no llevar el cinturón de seguridad o el elemento de retención pertinente , ante la posibilidad de que se trate de un delito de homicidio o lesiones imprudente. Igualmente, cuando se trate de personas unidas al menor por vínculos parentales y tuitivos que generan obligaciones específicas de velar por el menor, los incumplimientos detectados por el fiscal de seguridad vial serán remitidos Fiscalía de Sala Coordinadora de Menores a efectos de la aplicación de la Ley Orgánica de protección jurídica del menor.

Derechos de los menores en un divorcio

 

 El divorcio puede ser especialmente difícil para los niños si los padres no toman las medidas adecuadas hacia ellos durante todo el proceso. Siendo tiempos difíciles para el conjunto familiar, no debe olvidarse que los niños tienen unos derechos que deberían ser preservados por los padres, quienes muchas veces, encerrados en su conflicto, pasan por alto.

Mantener a los niños fuera del conflicto.

Los niños deben quedar al margen del conflicto entre sus padres. No deben ser forzados a tomar parte ni en el conflicto ni en la toma de decisiones. No corresponde a los niños decidir sobre como debe resolverse la custodia ni como debe llevarse a cabo un régimen de visitas. Los padres no deben pasar a los niños esta responsabilidad de decidir. Los niños no son una tercera parte imparcial que debe solucionar lo que los adultos no son capaces. No debe forzarse a los niños a tomar parte, a escoger entre un progenitor y el otro. Ello lleva a un conflicto de lealtades que lo único que hará será perjudicar al menor. Debe evitarse el desacreditar al otro progenitor ante los menores y incluso estar atentos a no realizar comentarios respecto al otro progenitor o a su familia si los menores pueden llegar a oírlos, aunque no sean dirigidos a ellos. No debe utilizarse a los niños como mensajeros entre los progenitores.

No interferencia. Los niños tienen derecho a ser educados, guiados, supervisados y cuidados por cada uno de sus progenitores sin la interferencia del otro, y a pasar tiempo con cada uno de ellos, sin que este tiempo se pueda ver afectado por el hecho de que se reciba o no soporte económico para el menor. No debe interrogarse a los niños acerca de lo que hacen o dejan de hacer cuando se encuentran con el otro progenitor.

Derecho a su espacio propio.Los niños tienen derecho a tener una zona personal para dormir y espacio propio para sus cosas en casa de cada uno de sus progenitores.  También tienen derecho a estar seguros físicamente cuando están bajo la guarda de cada uno de los progenitores y ser adecuadamente vigilados, de forma que, si no están con el progenitor directamente, estén bajo una supervisión adecuada y responsable.

 Los niños tienen derecho a desarrollar y mantener las relaciones con otros adultos significativos (abuelos, p.e.) sin que ello represente una interferencia o sustitución de las relaciones primarias de los menores con sus padres. También tienen derecho a que sus progenitores estén ambos debidamente informados sobre las cuestiones de salud, educativas y legales que les afecten.

 Finalmente tienen derecho a participar en actividades propias de su edad, relacionándose con otros niños, siempre que dichas actividades no afecten significativamente a su relación con cada uno de los progenitores.

 La ruptura de la relación de pareja debe limitarse a eso, a la relación de pareja, dejando a los menores al margen, lejos de las disputas y evitando hacerles tomar parte en la situación y en las decisiones aunque les afecten.  Sólo así evitaremos que la ya difícil situación de la crisis de pareja se convierta en una grave ruptura familiar que afecte de forma innecesaria a los menores.

08/03/2010

Custodia para el padre:tiene mayor disponibilidad horaria.

Haré reseña de una sentencia recaída en un expediente de este despacho en julio de 2009.

En Auto de Medidas Provisionales se otorgó la guarda y custodia de dos menores de 4 años a la madre, así como el uso de la vivienda conyugal, pero otorgando al padre un régimen de visitas tan amplio que casi equivalía a una compartida, puesto que las menores pernoctaban con el padre dos días a la semana, y en fines de semana alternos, desde el viernes a la salida del colegio hasta el lunes en que las llevaba de nuevo al colegio, y en correspondencia, una pensión por alimentos a favor de las menores a satisfacer por el padre.
 Las medidas provisionales se acuerdan por Auto en diciembre de 2008 y son vigentes hasta julio de 2009, fecha en que se dicta la sentencia en el procedimiento principal.

En el procedimiento principal se otorga la guarda y custodia de las menores al padre, con el uso de la vivienda, debiendo la madre una pensión de alimentos a favor de las menores de 200 euros en total y con un régimen de vistas de fines de semana alternos desde viernes a las 17.30 hasta domingo a las 20.30, mitad de vacaciones escolares y atendido la edad de las menores, en las semanas que no le corresponda el régimen de fines de semana, podrá tener consigo a sus hijas todos los lunes, miércoles y viernes, desde las 17.30h hasta las 20.00 hora.

Basa la sentencia dicho fallo en que se ha acreditado que “el padre tiene mayor disponibilidad horaria y ha venido prestando mayor atención y cuidado de las menores desde su nacimiento”. “El horario laboral del padre le permite llevarlas y recogerlas del colegio, las menores ven a la figura patera la persona que desde que las mismas tienen uso de razón las ha recogido, llevado al parque, en síntesis , las ha atendido” “Igualmente debe adoptarse tal medida por la edad de las menores 4 años que hacen que para evitar una alteración en sus hábitos y rutinas que gozaban con anterioridad a la crisis matrimonial de sus progenitores, hacen necesario continuar con las mismas pautas de comportamientos que eran llevados a cabo por el padre durante la convivencia conyugal y si en que momento eran adecuados también lo son en la actualidad “.

Sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Sabadell (Barcelona).

Blog de WordPress.com.