El Blog del Derecho de Familia

24/01/2017

Modificación de vacaciones de verano

2013-08-09-20-26-46La  modificación de medidas siempre viene dificultada por la exigencia de acreditación de los cambios, siendo un procedimiento quizás excesivamente encorsetado en una prueba que muchas veces es dificil de documentar.

En convenio de divorcio, una pareja acordó  en 2011, en cuanto a las vacaciones escolares de verano, repartir sólo el mes de agosto. Los niños tenian 6 y 3 años. El padre firmó un convenio sin asesoramiento, bastante restrictivo. Pasa el tiempo y contrae nuevas nupcias. Su nueva esposa tiene también dos hijos de edades similares y disfruta de una guarda compartida por semanas, repartiendose TODAS las vacaciones estivales de forma equilibrada. El esposo, descubre que su convenio es “leonino” y empieza su calvario por conseguir una normalidad y equilibrio en las relaciones con sus hijos.

Han sido necesarias tres modificaciones de medidas para que, por la Audiencia Provincial de Barcelona se resuelva, cinco años después del divorcio que : “Por el mero transcurso del tiempo y por el hecho sobrevenido de tener el actor nueva esposa, que tiene dos hijos con su anterior pareja sentimental, sí es deseable que los hijos del accionante y los de su actual esposa, puedan compartir vacaciones escolares de verano, siendo aconsejable la apliación del régimen de visitas paternofial, y así decidimos que comprenda los meses de julio y agosto, por quincenas ambos.”

Los menores, actualmente de 11 y 7 años, podrán finalmente ir de campamentos en julio con sus hermanastros, con los que conviven dos dias por semana, más fines de semana alternos, desde hace varios años, pero sólo 15 dias en agosto.

Juez de Familia: ¿Era tan dificil pensar en el bienestar de los menores desde un principio? ¿Dónde estaba el problema para repartir el verano?.

ST APBarcelona , Sección 12, nº 948/2016, de 22 de diciembre de 2016.

Anuncios

03/04/2014

Un Auto de medidas muy didáctico

Filed under: Alimentos,custodia,derecho familia,divorcio,dret familia,fills menors,hijos — Assumpció Martinez Rogés @ 12:14 pm

Esta semana tuvimos una vista de medidas provisionales coetaneas en el Juzgado 4 de Mataró. La juez titular es ciertamente poco convencional, obviando en bastante medida la rigidez de la norma procesal, casi celebra más un coloquio entre los intervinientes que no un disputa. Todos pueden intervenir en el debate en cualquier momento. Quizás parece un poco caotico, pero la verdad es que las partes pueden sentir que son más partícipes de una decisión que afectará muy notablemente a sus vidas, y la no restriccion de turnos de intervención clasicos también facilita clarificar posiciones, opciones, proponer , dar nuevas ideas.

Y sales de la comparecencia, y la Juez ya te ha explicado cual va a ser su decisión. Y ha clarificado a las partes muchos aspectos del derecho de familia, en una vista muy didáctica.

Pero si además, en los dos dias siguientes, recibes el Auto de medidas, en el que se refleja con lenguaje muy clarito, todo lo anterior, y es casi un resumen de los aspectos más importantes del derecho de familia, no puedes más que pensar que ese caos procesal por el que se conoce en el sector a esta juez, no es nada más y nada menos que un sistema que podria ser ideal en esta materia.

Y para muestra, publicaremos el Auto en cuestión. Muchos Juzgados de Familia tendrian que tomarse estas molestias y no limitarse a cuatro lineas que al final, producen más desacuerdos de interpretación que otra cosa.

08/10/2013

Capsula sobre custodia n.12

Filed under: Alimentos,fills menors,hijos — Assumpció Martinez Rogés @ 8:09 am
Tags:

http://www.boe.es/boe/dias/2013/09/16/pdfs/BOE-A-2013-9616.pdf

Un enlace de interés, sobre el que tendremos un post en los próximos dias. El Fondo de Garantia de Pago de Alimentos.

28/03/2012

¿Cual es el mejor reparto de tiempo??

Filed under: custodia,custodia compartida,hijos — Assumpció Martinez Rogés @ 8:30 am

Frecuentemente se plantea en el despacho la pregunta: ¿Cual es el mejor reparto del tiempo de estancia de un menor con cada uno de los progenitores?

Parece que los estudios de psicólogos infantiles plasmados por el Children’s Rights Council nos dan ya unas pautas, que no son norma, que no son ley, que no son obligatorias, sino que dan una orientación genérica de lo que seria un reparto beneficioso para el menor en general. En ningún momento se determina que el menor deba pernoctar siempre en el mismo domicilio. Creo que, por el contrario, estableciendo unas buenas pautas de relaciones con los menores, ambos progenitores pueden perfectamente compartir y disfrutar de las horas de sueño de sus hijos. Dicho reparto nos establece que:

A) los menores de un año deberían mantener contacto DIARIO con ambos progenitores, por ejemplo, mañanas con uno y tardes con el otro, ya que su memoria a largo plazo no esta desarrollada.

B) Entre 1 y 2 años, el contacto ya puede ser a días alternos.

C) de 2 a 5 años no deben pasar mas de dos días seguidos sin ver a uno de los progenitores.

D) de 5 a 9 años, se considera adecuada una alternancia semanal, con medio dia de convivencia dentro de ese periodo, con el progenitor con el que no estén conviviendo esa semana.

E) a partir de los 9 años, la alternancia semanal puede desarrollarse perfectamente sin tener que establecer un espacio intersemanal de relaciones con el otro progenitor.

Este tipo de reparto variable, perfectamente se puede plasmar en un convenio o en una sentencia, basando se en los datos objetivos de la edad de los menores. No es necesario hacer el cambio justo el dia del cumpleaños, se puede perfectamente determinar que el cambio de ritmo se efectúe aprovechando un periodo vacacional, lo que será más practico para todos, pero sobre todo para el menor, ya que las vacaciones escolares rompen ritmo de cotidianidad y suelen ser el mejor momento para llevar a cabo cualquier cambio.

20120325-150021.jpg

03/05/2011

Deberes de los hijos sujetos a patria potestad

Filed under: fills menors,hijos,patria potestat — Assumpció Martinez Rogés @ 9:30 am
Tags: , ,

La otra vertiente de la patria potestad es la relativa a los hijos ya que la patria potestad tiene dos grupos de sujetos: los progenitores y los hijos.
Según el art. 155 del Código Civil los hijos deben obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad y respetarles siempre, así como contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella. Así, los deberes de los menores sujetos a patria potestad son:

1- Obedecer, pero teniendo presente el interés del menor y el respeto a su personalidad.
2- Respetar a sus padres siempre, incluso más allá del sometimiento o no a patria potestad, y
3- contribuir equitativamente al levantamiento de las cargas de la familia. Ello supone que los padres pueden destinar los frutos y rentas del menor que viva con ellos, en la parte que corresponda, al levantamiento de las cargas familiares.

Parecen pocos, pero realmente el contenido en si es extremadamente amplio.

02/08/2010

¿Quien puede recoger a los menores?

Filed under: alternancia fin de semana,fills menors,hijos — Assumpció Martinez Rogés @ 12:02 pm
Tags: , , ,

Dos de agosto. Ayer y anteayer han sido días habituales de “intercambio” veraniego: Progenitores que se despiden de sus hijos por unos días y progenitores que reciben a sus hijos por esos días. Al darse en fin de semana, seguramente ha facilitado muchas cosas, pero, ¿Que ocurre si, a la hora de la recogida, el progenitor no puede hacerlo personalmente? Nadie dudará que la entrega de los menores la puede realizar el progenitor con el que se hallen, o cualquier otra persona. El progenitor “receptor” no pondrá ningún impedimento ya que lo que quiere (normalmente) es tener la compañía de sus hijos. Recogerá a sus hijos y ya está. Los problemas llegan cuando el progenitor que tiene consigo a los menores, se niega a entregarlos si no es  personalmente al otro cónyuge.

Entiendo que si no existe una resolución expresa en ese sentido, igual que podemos servirnos de un canguro para recoger a los niños en el cole, cualquier otra persona puede recoger a los menores en el intercambio en vacaciones o en fines de semana, siempre que lo hayamos comunicado así al otro progenitor. El progenitor que tiene que recoger a los menores puede delegar en otra persona la recogida y el progenitor que tiene que entregarlos NO PUEDE NEGARSE A ESA ENTREGA siempre y cuando se le haya informado de ello. Sólo un motivo real de peligro para el menor podría dar pie a la negativa de entrega a persona distinta del progenitor.

La negativa a entregar a los menores entiendo que podría ser objeto de denuncia, ya que se está obstaculizando la relación de los menores con aquel progenitor.

21/06/2010

El problema de las comunicaciones de los menores con el progenitor no presente

Tenemos sentencias que ya recogen de forma expresa que deberá promoverse por el progenitor custodio, la comunicación con el otro progenitor. No suelen decir mucho más. Que deberá facilitar la comunicación telefónica de los hijos con el otro progenitor. Y, a pesar de que ello sea algo que se nos aparece como normal, o sensato, o correcto, es otra fuente de conflictos. Porque, como en todo, siempre existen casos en que el progenitor que tiene consigo a los menores (ya sea por custodia habitual, como en régimen vacacional o de fin de semana) IMPIDE SISTEMATICAMENTE que los menores se comuniquen con el otro progenitor.

En uno de  mis primeros expedientes de familia, la madre (progenitor custodio), durante mes y medio en verano, no podia comunicarse con sus hijos, ni tan solo sabía donde estaban. Cada vez que estaban con el padre, perdia toda comunicación y, coincidiendo algún cumpleaños en las vacaciones de verano, ni siquiera podía felicitar a sus hijos. Cuando los niños fueron algo mayores, les compró una tarjeta para que pudieran llamar desde una cabina, tarjeta que nunca pudieron utilizar. No llegaron los móviles a tiempo para estos niños, pero seguro que habrían sido inútiles.

Otros supuestos son aquellos en que el progenitor custodio bloquea constantemente el contacto telefónico del otro progenitor con los hijos, bien no contestando al teléfono al reconocer el número, bien diciendo que ya duermen, etc.. las excusas son variopintas.

El progenitor no presente tiene derecho a comunicarse con sus hijos de forma fluida via telefónica y hoy por hoy, entiendo que la via telemática (correo electrónico, red social, webcam…) puedan entrar dentro del mismo saco ya que son medios de comunicación, en definitiva. Pero no debemos olvidar que la comunicación es un derecho bidireccional aqui, es decir, que los menores tienen derecho a comunicarse con ambos progenitores.

Impedir estas comunicaciones conculca los derechos del otro progenitor, de forma que estaríamos ante supuestos de impedir el ejercicio de la patria potestad y, como siempre, si no hay forma de hallar un acuerdo (quizás aquí sería muy pràctica una mediación) podremos acudir a la via judicial de la acción de patria potestad. La problemática está en la prueba de los hechos. Porque es una “probatio diabólica”, probar algo que no existe: las comunicaciones, ya que, si no nos cogen el teléfono, no podemos probar que ha existido la llamada ( salvo mejor criterio ya que no soy técnica en telecomunicaciones) y que no ha sido atendida. Quizás un volcado de numero llamado desde un móvil podria ser un sistema, pero tampoco lo veo demasiado claro. Y la otra parte puede simplemente decir que “no llama nunca” y ya está. ¿A quien creemos? O mejor, ¿a quien va  a creer el juez sin prueba alguna?.

Un consejo para aquellos que empiezan ahora su camino de separaciones, divorcios y custodias: provocar que en la sentencia que se dicte se establezca de forma expresa el tema de las comunicaciones con el progenitor no presente. Evitaremos de entrada, una divergencia, y con ello, un punto de fricción.

En todo caso, creo que siempre, en un asunto de familia, antes de tomar una decisión, sería conveniente ponernos en la piel del otro progenitor y pensar cómo nos gustaría que el otro actuase hacia nosotros si se cambiaran los papeles. Este pequeño gesto de reflexión ayudaría a resolver muchas fricciones inútiles y sin sentido.

17/05/2010

Las celebraciones familiares

Mayo y Junio son meses típicos en que se concentran numerosas celebraciones familiares, sobre todo relacionadas con la confesión católica: Bautizos, comuniones y bodas.  ¿Y si el menor no está commigo el dia de la celebración de mi familiar? Muchos convenios y sentencias ya hacen una pequeña previsión al respecto, que no es más que la aplicación del sentido común y del beneficio del menor. Impedir al menor participar en este tipo de celebraciones familiares por el hecho de que “no le toca el fin de semana” es perjudicar sus relaciones familiares, de forma que creo que no es legítimo impedirlo si ha mediado un preaviso suficiente . Aquel que tenga la celebración familiar debería comunicarlo al otro progenitor tan pronto como tenga conocimiento del acontecimiento para que aquel, con tiempo, pueda organizarse, cediendo unas horas de su estancia con el menor o bien procediéndose a un cambio de fin de semana o compensándose dicha “cesión” en otra ocasión similar.

Evidentemente, la buena voluntad de ambos progenitores, como siempre, permitirá que todo se desarrolle en un clima de normalidad que beneficiará al menor, pero ya sabemos que en ocasiones, no sucede así y que no es posible el entendimiento. Aunque parezca excesivo, siempre tenemos la opción de pedir el auxilio judicial, aunque la dilatación de los procesos judiciales puede que la resolución sea inefectiva.

En estos casos de divergencias , cada uno de los progenitores debería ponerse en la piel del otro y ver cual sería la respuesta que desearía obtener en un caso similar. ¿Y si la celebración fuera de mi familia y no me correspondiera estar con los niños… me gustaría que pudieran venir conmigo? Muchas veces este simple ejercicio de reflexión puede ayudarnos a desatascar conflictos.

Otra cuestión es la de las celebraciones religiosas que atañen al menor. Es una decisión conjunta de patria potestad, como ya referí en otro post, de forma que se impone la intervención y decisión de ambos en las celebraciones religiosas, tanto en lo relativo a la realización del acto religioso en sí mismo, como en el modo de llevarlo a cabo, sin que al respecto tenga prioridad el progenitor a quien corresponda el día en que vaya a tener lugar el referido acto.

10/05/2010

Repartir las vacaciones de verano: divergencias?

Filed under: hijos,Uncategorized — Assumpció Martinez Rogés @ 8:30 am
Tags: , ,

Se acercan las vacaciones de verano y empiezan a surgir de nuevo las dudas de siempre: cómo se reparten, cuando se hace el cambio, elegir actividades en vacaciones, el pago de alimentos…

Muchos convenios o sentencias son claros en sus términos, y reflejan exactamente la forma de hacer la elección de periodos o las fechas de los intercambios mientras que otros son muy generales y por ello llevan a divergencias entre los progenitores que pueden dañar mucho su deteriorada relación, y que siempre acaban perjudicando a los menores.

Las vacaciones estivales son vacaciones según el calendario escolar del centro al que acuden los niños. NO SON LAS VACACIONES LABORALES DE LOS PADRES. NO SE LIMITAN A JULIO Y/O AGOSTO.

Cuando se refiere que las vacaciones se dividirán por mitades, pues es algo tan simple como coger el calendario y repartir el periodo en dos empezando el cómputo el día que se acaba el colegio y finalizando el día de inicio del curso escolar.Quien tenga el primer periodo, pues, recogerá a los menores en el colegio el último día de clase y aquel al que le corresponda el último periodo, los reintegrará al colegio el día de inicio de curso. Y el intercambio entre los dos periodos debe hacerse bajo los máximos parámetros del sentido común: No vamos a contar por horas pasadas con los niños y que resulte que el intercambio se hará a las 4 de la madrugada, por ejemplo. Según calendario escolar de Catalunya, este año las vacaciones estivales son de 76 días. Bien, pues el intercambio debería hacerse el día 38, lo que  resultaría en que el intercambio se llevará a término el día 31 de julio, debiendo escogerse una hora ADECUADA PARA LOS MENORES.

Cuando se establece que el intercambio sea por quincenas, pues computaremos igual desde el último día de escuela, de quince en quince.

Es prudente que , el que deba escoger periodo vacacional, comunique su elección al otro con la máxima antelación posible, lo que nos lleva a aconsejar que la elección se realice y se comunique durante el mes de mayo.

Durante el periodo vacacional en que los menores están con el progenitor con el que no conviven habitualmente, éste está igualmente obligado a satisfacer la pensión de alimentos, ya que, la misma es de 12 mensualidades, independientemente de que esos días de vacaciones el pagador esté “pagando la alimentación” porque están en su compañía.

En cuanto a las actividades que realicen los menores en el tiempo de vacaciones, esa es una cuestión que va a decidir el progenitor con el que se encuentren, y que no debe crear una intromisión en los días que no le corresponden. Me refiero a que uno no puede escoger unos campamentos que alcancen a días suyos, pero también a días del otro progenitor (siempre exceptuando que están ambos de acuerdo). En muchas ocasiones se da la circunstancia de que estas actividades se desarrollen por semanas o quincenas naturales, de forma que pueden quedar a caballo entre dos periodos de vacaciones con distinto progenitor. Por el bien de los menores, los padres deberían ser capaces de solucionar estas cuestiones de forma que no afecte a los niños, permitiéndoles que se relacionen adecuadamente con otros niños de su edad.

Evidentemente, salvo pactos o otros acuerdos establecidos en sentencia o convenio, las actividades que hagan los menores en el periodo vacacional que les corresponde con cada uno de sus progenitores, van a cargo del progenitor con el que se encuentren, sin que el otro pueda inmiscuirse en estas decisiones o elección, exceptuando el supuesto en que las actividades sean impropias de la edad del menor o notoriamente perjudiciales o peligrosas, claro está.

Se acercan las vacaciones: pensemos en el bienestar de los menores y seamos capaces de gestionar el reparto vacacional en favor de ellos.

05/04/2010

Cuando un colegio se ve involucrado en un divorcio…

 Pues si, los colegios y otros centros educativos se ven involucrados en los divorcios en tanto que deben modificar sus formas de hacer hasta hace poco “habituales” por formas más cercanas a la realidad y como no, a la legalidad. Ambos progenitores tiene el mismo derecho a ser informados de todo aquello que tiene que ver con sus hijos en el ámbito educativo, como en el sanitario. Son cuestiones ambas que conforman la patria potestad de forma que, el hecho habitual de informar a la familia de forma unitaria ahora debe modificarse en el sentido que, habiendo sido advertido el centro de que existe un divorcio o separación, o  lo que sea, es decir, que cuando los progenitores lo indiquen así, el colegio deberá ofrecer la información que se produzca a AMBOS PROGENITORES .

Del mismo modo, entiendo que para matricular a un menor en un centro, deberá solicitarse por el centro en cuestión la autorización de AMBOS PROGENITORES de forma expresa.

En todo caso aquí va una reseña de sentencia . http://bit.ly/afk9fL

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.