El Blog del Derecho de Familia

17/05/2010

Las celebraciones familiares

Mayo y Junio son meses típicos en que se concentran numerosas celebraciones familiares, sobre todo relacionadas con la confesión católica: Bautizos, comuniones y bodas.  ¿Y si el menor no está commigo el dia de la celebración de mi familiar? Muchos convenios y sentencias ya hacen una pequeña previsión al respecto, que no es más que la aplicación del sentido común y del beneficio del menor. Impedir al menor participar en este tipo de celebraciones familiares por el hecho de que “no le toca el fin de semana” es perjudicar sus relaciones familiares, de forma que creo que no es legítimo impedirlo si ha mediado un preaviso suficiente . Aquel que tenga la celebración familiar debería comunicarlo al otro progenitor tan pronto como tenga conocimiento del acontecimiento para que aquel, con tiempo, pueda organizarse, cediendo unas horas de su estancia con el menor o bien procediéndose a un cambio de fin de semana o compensándose dicha “cesión” en otra ocasión similar.

Evidentemente, la buena voluntad de ambos progenitores, como siempre, permitirá que todo se desarrolle en un clima de normalidad que beneficiará al menor, pero ya sabemos que en ocasiones, no sucede así y que no es posible el entendimiento. Aunque parezca excesivo, siempre tenemos la opción de pedir el auxilio judicial, aunque la dilatación de los procesos judiciales puede que la resolución sea inefectiva.

En estos casos de divergencias , cada uno de los progenitores debería ponerse en la piel del otro y ver cual sería la respuesta que desearía obtener en un caso similar. ¿Y si la celebración fuera de mi familia y no me correspondiera estar con los niños… me gustaría que pudieran venir conmigo? Muchas veces este simple ejercicio de reflexión puede ayudarnos a desatascar conflictos.

Otra cuestión es la de las celebraciones religiosas que atañen al menor. Es una decisión conjunta de patria potestad, como ya referí en otro post, de forma que se impone la intervención y decisión de ambos en las celebraciones religiosas, tanto en lo relativo a la realización del acto religioso en sí mismo, como en el modo de llevarlo a cabo, sin que al respecto tenga prioridad el progenitor a quien corresponda el día en que vaya a tener lugar el referido acto.

Anuncios

13 comentarios »

  1. Desde un punto de vista jurídico, el razonamiento es impecable.

    Desde un punto de vista humano, el permitir o negar al menor acudir a la celebración organizada por el otro progenitor o su familia es una cuestión de ser buena o mala persona, respectivamente. Impedirlo es dejarse llevar por odios o venganzas personales, que lejos de reportarle beneficios perjudican a sus hij@s.

    Y no vale escudarse en que “no cumple el régimen de visitas”, “no me paga atrasos” o “el niño/niña no quiere ir”. El comportamiento del otro no ha de servir para hacer subir o bajar el nivel de nuestro propio comportamiento. La manera de obtener el cumplimiento es otro. Y a los menores se les ha de enseñar que hay citas a las que hay que acudir, nos haga más o menos ilusión, porque son importantes para la gente a la que queremos o nos quiere o para personas a las que debemos un respeto.

    Lógicamente, avisar con tiempo es lo correcto, pero denegar el cambio por no haberlo solicitado con mucha antelación puede sonar a lo que coloquialmente se llama “excusa de mal pagador”.

    Como en la mayoría de aspectos de derecho de familia, el buen criterio y educación de los padres/madres es lo que determina que la rueda funcione y gire o que se tuerza y chirríe.

    La vida es por sí demasiado complicada como para que nos la compliquemos más. Seamos generosos por el bien nuestros hijos/hijas.

    Chantal Català
    abogada

    Comentario por Chantal Català — 17/05/2010 @ 10:09 am | Responder

    • Gracias por tu comentario compañera. Entre todos creo que podemos conseguir sacar leña del fuego y quizás evitemos un conflicto entre progenitores en algún lugar, gracias a los comentarios de todos.

      Comentario por Assumpció Martinez Rogés — 17/05/2010 @ 9:02 pm | Responder

  2. Hola,

    Sois tremendamente políticamente correctas, si bien coincido con vosotras que por el bien del menor se deben dejar los problemas de los adultos en otro plano. Pero la cruda realidad y vosotras lo sabéis bien, porque cada día os deben pasar varios casos en el despacho es que primero son las luchas de los adultos antes que los intereses del menor.
    Vayamos a la cotidianidad que impera en nuestra sociedad.EL 86% de sentencias sus Señorias deciden custodias para las madres y los padres regímenes de visitas. Para los hombres que tienen hijos ningún problema e incluso les hacen un favor porque 1,2 o 3 problemas menos ” de los niños ya se se ocupan las madres y a vivir que son dos días, me busco una xurri 10 años más joven que yo y cuando empiezan a apretar con lo del reloj biológico la cambio por otra 10 años más joven. ¿ Es irreal lo que planteo?.

    Los que realmente somos padres de nuestros hijos estamos “jodidos” ya que se nos aplica la misma ley y como las madres de nuestros hijos saben como fastidiarnos implacablemente ejecutan desde su tormento interno su plan.
    Es el día del padre, tu cumpleaños, el cumpleaños de alguno de tus hijos, su comunión o lo que sea y ahhhh te “jodes” no es tu día y no te acerques porque te denuncio y te aplican la ley de violencia de genero. Lo ponemos en la vía judicial? Y por ejemplo 2 años para conseguir un día de visita adicional con pernocta.

    La solución mediación, todos nos llenamos la boca con la palabra, es sexy , está de moda y hace europeo… pero nos olvidamos de un detalle, para que un proceso de mediación tenga éxito ambas partes han de ceder y si las madres toman la postura de los niños antes muertos que contigo, el mediador se suicida por fracaso profesional.

    Por tanto ante la parálisis judicial, y el anacronismo de las madres ancladas en un pasado que no permite a los “padres” serlo y de manera natural y sin tensiones en fiestas comuniones bautizos y cumpleaños, celebremos lo con el máximo cariño e ilusión con nuestros hijos y sin menospreciar jamás a esas madres que de manera sistemática utilizan a sus hijos para impedir la normal relación con sus padres.

    David Galve

    Comentario por David Galve — 17/05/2010 @ 11:27 am | Responder

    • Tienes razón David. Inevitablemente pagan justos por pecadores pero eso ocurre en todo los aspectos de la vida. Para el Letrado muchas veces resulta difícil hacer comprender al cliente que no quiere entender. Hacemos mucha pedagogía pero no siempre da sus frutos. Esta era una de las ideas al crear este blog, informar que lo que es y como es y de esta forma quizás, evitar algún conflicto en alguien que lea y reflexione. Y en los conflictos de este tipo, los de venganza entre adultos, creo que antes de tomar cualquier decisión debemos ponernos en la piel del otro, pensar que nos gustaría que el otro hiciera en una situación inversa… y entonces decidir. Es un simple gesto de ser padres ante todo.
      Gracias por tu comentarios y colaboraciones.

      Comentario por Assumpció Martinez Rogés — 17/05/2010 @ 9:00 pm | Responder

  3. Hola de nuevo,
    dejadme plantear un tema de rabiosa actualidad.El viernes muchos colegios cierrar porque los centros lo han designado de ” festivo de libre elección” ¿ Que pasa cuando eres progenitor no custodio y te toca el fin de semana de régimen de visitas? ¿Recoges a tu hijos el viernes a las 17:00 h o lo haces el jueves?.
    Ninguna sentencia lo contempla a no ser que que presiones, y presiones y vuelvas a presionar a tu letrado para que sus “señorias se dignen a trabajar con rigor” y hagan procedimientos de actuación que contemple todos los detalles de la vida cotidiana de los menores.
    Las madres, de nuevo ejercen su poder mal entendido, y en perjuicio de los menores, no le dejan progenitor no custodio poder disfrutar del fin de semana de 4 días.
    ¿ Si sabes que esa madre como tiene que trabajar deja a los niños ( 12,8, 3 años) solos? denuncias, envías a los mossos y montas un follón que a los niños les crea una tensión y un shock que para recuperarlos tardas meses,( por cierto que cuando llegan los mossos ya ha llegado la madre la tía o la abuela y jura por el niños Jesús que les hacia el canguro).

    Pensando en los menores los mejor, no hacer nada, sufrir en silencio como cuando te hace falta “hemoal” o si eres creyente ir pasando el rosario rezando que no les pase nada.

    Saludos
    David

    Comentario por David Galve — 18/05/2010 @ 9:59 am | Responder

    • Gracias David. La profesionalización y especialización de los agentes intervinientes en los procesos de familia que se viene reclamando por parte de los propios Abogados, Jueces y Secretarios de Familia en los Encuentros-Jornadas que se hacen cada año serviría precisamente para evitar estas cosas, para evitar tener que presionar para que las sentencias detallen estas cuestiones y que no se pasen por alto, ya que son tan importantes como cualquier otra que se decida en el procedimiento. Mi experiencia personal como madre divorciada hace que ahí yo tenga un plus en beneficio de mis clientes, porque estas son cuestiones que a mi no se me escapan, mientras que a otros compañeros podrían pasarles por alto con cierta facilidad. En todos mis convenios y demandas planteo con claridad esta cuestión de los festivos de forma que creo que puedo decir que en todas mis sentencias los festivos que caen en viernes o lunes hacen que el fin de semana se amplie a esos días para el progenitor a quien corresponda el fin de semana. Por tanto, si la recogida de fin de semana es viernes a la salida del cole, pues se traslada a jueves a la salida del cole y la entrega, pues si era lunes al cole, pues será lo mismo pero el martes.

      Como siempre, si no queda claro en la sentencia y no hay acuerdo, más que llamar a las fuerzas de seguridad, yo promovería una modificación para que se contemplen estos casos en un futuro.

      Comentario por Assumpció Martinez Rogés — 18/05/2010 @ 10:22 am | Responder

  4. Una vez más un tema de actualidad expuesto de una forma brillante. Estoy completamente de acuerdo contigo en que la buena voluntad por parte de los progenitores será imprescindible para alcanzar acuerdos en temas o acontecimientos parecidos. Es por ello que creo que en nuestro papel de abogados cuando nos llega un asunto de divorcio contencioso (o separación, ahora raro será, pero se podría dar) deberíamos tratar de reconducirlo de todas las formas posibles a un procedimiento amistoso para poder negociar y pactar aspectos tales como celebraciones que en una sentencia un Juez no entrará a estipular en detalle.

    Un saludo!

    Comentario por Fran Pachón-Cinto — 18/05/2010 @ 11:38 am | Responder

  5. Hola,mi hija dentro de 2 semanas hace la primera comunión y la madre se niega a que la niña ese día este un par de hora conmigo y con mi familia,ya que ella dice que ese fin de semana le toca a ella.Saludos

    Comentario por Domingo — 03/05/2012 @ 4:12 pm | Responder

    • Aunque le toque a ella, Vd. Puede estar presente en la celebración. Otra cuestión es estar en la fiesta posterior, porque si la ha pagado ella sola, pues imagino que no le invitara. Cuestión diferente es que le ceda un par de horas en exclusiva. En cualquier caso, queda poco margen de tiempo, pero podría intentar pedirlo al juzgado.

      Comentario por Assumpció Martinez Rogés — 03/05/2012 @ 8:41 pm | Responder

      • Le podeis preguntar a la niña y respondera que wl dia de su comunion quiere estar con su padre y su madre porque es un dia muy especial para ella.
        Los adultos tenemos la responsabilidad de tragarnos el orgullo y aguantar sapos y culebras por la felicidad de los hijos. Las peleas de los padres de hijos divorciados solo las pierden los hijos y nunca la ganan los padres.

        David

        Comentario por david galve — 03/05/2012 @ 10:46 pm

  6. Buenas tardes:

    En 2015 mi hijo hará la comunión, celebración en la que estamos de acuerdo ambos progenitores. Yo cumplo con mis obligaciones como padre en todos los sentidos, pero no tengo ninguna relación con la madre de mi hijo. Si ella, por su cuenta y sin contar conmigo, le compra el traje de comunión que a ella le guste y días más tarde me pasa el ticket de compra del mismo, ¿me puede obligar a pagarle la mitad?.
    Se le comento porque estoy absolutamente convencido de que ella lo hará así y cuando me pida la mitad del importe, se excusará en que los dos hemos estado de acuerdo en que nuestro hijo haga la comunión.

    Muchas gracias.

    Comentario por Alberto — 31/10/2013 @ 4:37 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: